Tréboles de 4 hojas: el amuleto idóneo del deportista

¿Por qué es tan difícil encontrar un trébol de cuatro hojas?

De siempre se ha creído que encontrar un trébol de cuatro hojas es sinónimo de buena suerte y prosperidad, de ahí que cientos de personas se lancen a buscar el trébol de cuatro hojas en cuanto salen al campo, algunos incluso plantan la semilla del trébol en sus hogares con la esperanza de encontrar el afanado trébol mágico. Se que algunos futbolistas lo tienen delante siempre que juegan en sus partidos (esto es algo que he visto en los partidos en páginas como www.verpartidosonline.net). Esto más que convencida que este tipo de amuletos realmente dan suerte, por lo que se son tan complicados de encontrar.

Si bien es más genético que otra cosa el trébol de cuatro hojas solo puede darse si hereda dos versiones del gen recesivo, aunque hoy en día se pueden adquirir semillas de trébol que garantizan ya tréboles de cuatro hojas, pero ¿Qué tiene de mágico sembrar nuestra propia suerte?

Nadie sabe a ciencia cierta si las condiciones ideales para que esto suceda son ambientales o bien pura casualidad, pero si tienes la suerte de encontrar un espécimen de estas características en un campo de tréboles te podemos garantizar que la suerte esta de tu parte ya que la rareza se produce más o menos una vez de cada varios millones.

Nuestra recomendación si esto sucede, es que dejes secar el trébol y lo conserves, pues algo tan inusual es digno de conservarse.

Un trébol de 4 hojas; todo un mito que podría tener mucha más verdad de lo que parece.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.