¿Cómo se puede limpiar un circuito sin estropearlo?

Seguramente te estarás preguntando qué necesidad tenemos de limpiar un circuito. Resulta que, dependiendo de la actividad que realicemos, podemos utilizar algunos elementos que, aunque pueden ser necesarios para reparar o integrar cualquier otro tipo de dispositivo, lo cierto es que pueden llegar a manchar el circuito y estropearlo de forma grave. Por esta razón, necesitaremos utilizar algún producto que se considere plenamente respetuoso con el circuito y que nos ayude a dejarlo como nuevo.

Por supuesto, ya nos podemos ir olvidando del agua y cualquier otro tipo de disolución acuosa… El principal problema no es que el agua conduzca la electricidad como tal, sino que las sales minerales de la misma si que lo hacen.

El lugar de eso, se utiliza lo que se conoce como éter. El éter es un derivado del alcohol que, en el momento en el que se aplica, consiguen una limpieza óptima y evita la conductividad. Tan sólo tendremos que esperar algunos segundos para que se seque y el efecto no podría llegar a ser más especial.

Así que ya sabes, si necesitas limpiar un circuito, no te olvides de contar con éter entre tus materiales imprescindibles.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.